Tendremos que empezar la temporada en dos grupos

¡Por fin estamos en marcha! Después de 7 meses y una larga espera volvemos a estar aquí. Nuestra última actuación la realizamos en los carnavales de Algorta, el único del año. El 6 de marzo realizamos nuestro último ensayo y desde entonces no hemos tenido ocasión de juntarnos. Hemos echado de menos la música y  los amigos y ha sido especial volver a vernos.

Cuando comenzó el confinamiento, empezamos a sumergirnos en el proyecto “Sorotan Bele Gogoan”; hicimos las primeras lecturas de canciones, trabajábamos diferentes pasajes… pero tuvimos que parar ese trabajo. El 30 de mayo teníamos previsto el primer concierto de la gira en el frontón de Larrabetzu. Se vendieron un montón de entradas, pero lo que en principio era para unos meses seguimos padeciendo hoy en día: los quebraderos de cabeza creados por el covid-19.

 

 

 

 

 

Con el mes de octubre la música ha vuelto a nuestras rutinas. La vuelta ha sido difícil y la situación sigue siendo crítica. Hemos tenido que organizar la banda en dos grupos y tenemos problemas de espacio para ensayar . Así como  para la realización de ensayos generales.

En esta zona de la ría siempre hemos tenido la fama de ricos. ¡Y por supuesto! Somos ricos por nuestros movimientos vecinales,  tejido asociativo, movimientos culturales. Y a pesar de este parón por la pandemia, las asociaciones responderemos con más danza, música, canto y acrobacia.

Ante esta situación inusual, necesitamos más protección que nunca y dar facilidades reales para utilizar espacios y recursos propios del pueblo. Es el momento de pasar de las palabras a los hechos, porque no podemos olvidar que somos las asociaciones el tesoro más preciado de este pueblo.